WhatsApp
Correr lo mínimo: ejercicio 100-Up

Correr lo mínimo: ejercicio 100-Up

En la actualidad, donde el marketing descomunal enmascara cualquier indicio de veracidad, es difícil encontrar el camino de lo verdadero. Por eso si escuchamos o leemos correr minimalista, seguramente lo confundamos con alguna moda pasajera cuyo fundamento principal sea correr lo mínimo, o con algún artilugio de los que anuncian en las teletiendas que prometa conseguir un cuerpo hercúleo con 10 minutos al día de ejercicio.

Pues bien, este artículo trata sobre eso, sobre correr lo mínimo. Dado la climatología que nos ocupa, donde el frío, la lluvia o el viento nos merma las ganas de salir fuera del ambiente controlado de nuestro hogar a soltar las piernas, se está poniendo de moda el ejercicio llamado 100-up. Como mucho de lo nuevo que aparece, proviene de los Estados Unidos, pero sus orígenes se remontan muchos años atrás, en la Inglaterra de 1874. Cuenta la Historia, o tal vez la leyenda, que un joven de 16 años llamado W.S. George no disponía de tiempo libre para correr, ya que trabajaba como aprendiz de químico. Por eso, en la hora del almuerzo realizaba un ejercicio que consistía en correr sin moverse del sitio, lo más rápido posible. Después de un año, donde sólo realizó este práctica, el joven George se convirtió en el amateur más rápido en correr la distancia de la Milla en Inglaterra, y cinco años más tarde batió todos los records entre la media y las 10 millas.

El ejercicio 100-up trata de repetir 100 veces el movimiento que realizamos cuando corremos, pero sin movernos del sitio. La complejidad lo da el tener que subir las rodillas hasta la altura de la cadera (manteniendo el fémur paralelo al suelo) lo más rápido posible y llegar a 100 zancadas (50 con cada pierna). El apoyo se debe realizar bajo las caderas y el movimiento de los brazos debe estar acompasado al de las piernas. No hay que olvidar que los talones deben tocar suavemente el suelo. Es decir, se trata de correr con la técnica que utilizaríamos si fuéramos descalzos o con zapatillas minimalistas, pero sin movernos del sitio. En el siguiente vídeo lo podemos ver.

Aunque a priori pueda resultar sencillo, cuando el cuerpo pierde parte de su vitalidad inicial, el equilibrio es difícil de mantener y la altura de la rodilla hasta la cadera también. Sin duda que este ejercicio es un complemento ideal para realizar una transición segura y eficiente, ya que trabaja el equilibrio, la elasticidad, la estabilidad en el apoyo y la cadencia. Otro punto a valorar es que la repetición de forma correcta del movimiento de carrera, ayuda a establecer los nuevos canales neuromusculares. El cuerpo posee una fuerte y duradera memoria neurológica, por eso no es raro encontrar a corredores minimalistas aterrizando de talón. Si ir muy lejos, hace unos días me lo comentaba una chica que ya lleva unos meses de minimalistas. Participó en una carrera y en una de las fotografía se descubrió aterrizando de talón. A pesar de los beneficios que aporta la realización del ejercicio 100-Up el escepticismo está servido, sobre todo cuando lo que se trata es de mejorar tu marca personal únicamente con la realización del mismo y más cuando sólo se realiza las 100 repeticiones al día durante 30 días. Quizás, si en lugar de 100 repeticiones se hicieran todas las que se pueden durante una hora, se podría repetir los éxitos que logró George en el siglo XIX, porque ¿quién dice que en lugar de 100 no se tiraba toda la hora corriendo en el sitio?

Publicado el 01/02/2016 por @CorrerDescalzos Técnica de Carrera 4573
Etiqueta: barefoot, 100-up
Prev
Next