WhatsApp
Antes que con las Fivefingers, empieza por aquí

Antes que con las Fivefingers, empieza por aquí

Lo que le pasó a Miguel le puede pasar a cualquiera, incluido a ti, porque una cosa es lo que tú quieres y otra lo que necesitas.

Verás.

Llega Miguel con su mujer a la tienda.

Miguel, es un hombre de media edad, de constitución joven y con el pelo totalmente blanco.

Su mujer venía arreglada con unas botas con un poco de tacón, pero él venía del taller, con el mono de trabajo y con unas botas de senderismo robusta que estaba usando como de seguridad.

Le han hablado de las Fivefingers y quiere unas para el gimnasio, para que le ayude a poner rectos sus dedos.

Cuando se quita el calcetín, lo que apoya en el suelo no son las yemas, sino las uñas. Tenía los dedos en garra, como un aguilucho.

Al ver aquello me digo, bueno no le voy a quitar las ganas de las Five Fingers, que lo intente.

Después de un rato metiendo cada dedo en su sitio, termina de ponérselas, pero en la zona de los dedos la tela estaba tirante, haciendo unas montañitas y los dedos no se le estiraban. Seguían curvados.

Las Fivefingers le quedaban fatal, pero él convencido decía: ‘bueno, esto ya se irá poniendo bien solo.’

Pero le dije que no, que mejor empezará con otras, porque entre otras cosas se le iban a romper muy rápido.

Entonces le recomendé unos calcetines de dedos, para que por el simple hecho de ponérselos ya ejercitará los dedos, y unas botas de seguridad minimalistas.

‘¿Botas minimalistas de seguridad? ¿eso existe? A ver, explícame eso’, - dice Miguel.


Le saco unas Birkenstock y mientras le quito las plantillas le explico:

'Mira, estás botas tienen la puntera ancha, no estrecha como las que tu traes y con puntera de acero, por eso de cumplir correctamente la seguridad.

Y son planas, porque si tiene elevación trasera la presión va a los dedos que ahora mismo lo tienes en garra.'


Se las prueba y dice:

‘Cúchame, esto me gusta más. Además, yo estoy todo el día con las botas de seguridad, y al gimnasio sólo voy tres ratos. A esto le voy a sacar más provecho.’


Bingo.

Él mismo llegó a esa conclusión.

Lo importante es usar el calzado minimalista el máximo tiempo posible.

Sacarle más provecho, de eso se trata.

Y Miguel pasa muchas horas con las botas de seguridad, en el trabajo y fuera de él.

Cuando se iba tuvimos la siguiente conversación:

‘Miguel, no te quiero quitar las ganas de las Fivefingers, pero como están ahora mismo tus dedos, es que ni te entran.’

‘No, no, si yo estoy como tú. A veces viene gente al taller y le tengo que recomendar otra idea de la que traen. Estoy contigo en ese sentido, me has ayudado a elegir bien para empezar.’


Porquevamosaver.

En la vida no es todo, venga lo quiero y me lo pongo, y aguanto aunque me duela, porque creo que si aguanto el dolor me voy a poner bien.

Con los pies la cosa no va así.

Si te duele cambia de opción y empieza despacio.

El cambio de Miguel fue los calcetines de dedos y las botas minimalistas QS700 con el máximo nivel de seguridad.

La salud empieza en tus pies.

Antonio Caballo

Pd. Sin duda que Miguel necesita un corrector de dedos, pero todo se andará, por lo pronto va a empezar dándole a sus pies más espacio, flexibilidad y equilibrio.

Publicado el 03/02/2024 por @antonio.caballo Dedos en garra, dedos..., Calzado para pies anchos o... 0 1695

Dejar un ComentarioDejar una respuesta

Debes estar logueado para publicar un comentario.

Últimos Comentarios

Buscar contenido en el Blog

Prev
Next